El antes y el después de obtener un título MBA: beneficios

Beneficios de obtener un título MBA

Nada más recibir su título universitario muchos estudiantes se plantean la posibilidad de estudiar un Máster MBA. En otros casos, son los propios directivos de las empresas los que ven que sus capacidades se están quedando obsoletas y encuentran muchas dificultades a la hora de adaptarse a los continuos cambios del mercado. En ambos casos flota una pregunta en el aire. ¿Qué beneficios obtendré con un título MBA?

En el primer caso, es preciso aclarar que la formación de posgrado no se debe abordar como un mero trámite que permita aumentar las líneas de un currículum académico. Si el único objetivo es este, es mejor abstenerse de iniciar un proceso formativo que, además de dinero, requerirá mucho esfuerzo por parte de la persona que lo intente.

Un título MBA es mucho más que eso. Es la llave que abre la puerta a la excelencia profesional y, como consecuencia de ella, a las empresas mejor posicionadas dentro del mercado nacional e internacional.

¿Cómo valoran las compañías la formación de posgrado MBA? Según el último Informe Infoempleo de Adecco este tipo de estudios consiguen acelerar la trayectoria profesional de las personas que optan a un puesto. El 35,2% de las ofertas dirigidas a titulados universitarios otorga a los títulos de posgrado un valor diferencial que será determinante a la hora de elegir entre una candidatura u otra.

A la vista de estos datos queda claro en qué posición se sitúa un estudiante de MBA antes y después de obtener su titulación. Se puede decir que tras esta formación su casilla de salida hacia el mercado laboral está muy por delante que la de otros candidatos a conseguir un empleo.

Antes de estudiar un MBA

Los motivos que llevan a una persona a cursar un MBA van más allá del de conseguir un puesto de trabajo en una compañía puntera dentro del mercado.

Muchos de los alumnos que acceden a este tipo de formación no llegan a ella nada más finalizar sus estudios en la universidad. De hecho, aproximadamente el 50% de las personas que se deciden por un Máster MBA son directivos y mandos intermedios y un 30% son profesionales con una experiencia de más de tres años. Es decir, su principal preocupación no es la de acceder al mercado laboral puesto que ya están en él.

Su objetivo es el de mejorar su rendimiento al frente de la organización para la que trabajan, adquiriendo habilidades con las que podrán mejorar notablemente el nivel competitivo de su empresa. ¿Y de qué forma lo pueden conseguir? Pues aprendiendo a detectar nuevas oportunidades para su negocio o con la adquisición de las herramientas necesarias para ampliar su red de contactos profesionales.

Qué dicen los estudiantes

Los alumnos que han cursado un Máster MBA reconocen que su vida ha cambiado notablemente tras obtener el título, tanto a nivel profesional como personal.

Para algunos, esta formación les ha permitido trabajar y aumentar su capacidad para tomar decisiones en un contexto real. Otros lo ven como la herramienta perfecta para arreglar problemas complicados dentro de una empresa.

Desde el punto de vista personal, también son muchos los ex alumnos que confiesan sentirse más seguros en el contexto empresarial, ya que conocieron la realidad de este mundo de la mano de grandes profesionales. En todos los casos, la experiencia a la hora de abordar el curso siempre ha sido muy positiva y, por supuesto, fructífera.

Respuestas a dudas sobre estudiar un Máster MBA

Después. Se abre la puerta hacia el éxito profesional

La carta de presentación de los titulados en un Máster en Administración de Empresas es la llave maestra que abrirá la puerta de muchas compañías que buscan profesionales cualificados para dirigir su actividad. Su prestigio a nivel nacional e internacional es indudable ya que los alumnos que lo han cursado están preparados para tomar decisiones que, además de garantizar el buen funcionamiento de la empresa, permitirán su expansión futura dentro de un mercado cada vez más dinámico y competitivo.

¿Qué habilidades se potencian con un título MBA?

A nivel comunicativo, los titulados en un posgrado MBA refuerzan su capacidad para persuadir y convencer. Y es que para dirigir con éxito una empresa es imprescindible saber negociar fuera y dentro de ella.

La creatividad. Para poder enfrentarse a los nuevos desafíos que día a día surgen en el mercado, un directivo debe aportar soluciones ingeniosas ya que las fórmulas más convencionales en seguida quedan obsoletas.

Inteligencia emocional. Sin ella el liderazgo no es posible ya que si no hay empatía el equipo no adquiere la confianza y seguridad necesaria para sacar adelante un proyecto empresarial común.

Además de estas tres habilidades, los alumnos de un MBA adquieren la suficiente confianza en sí mismos para tomar decisiones clave para la empresa, gestionar un equipo de trabajo o para enfrentarse a problemas difíciles que, en ocasiones, requieren soluciones muy complejas.

En definitiva, como has podido leer son muchos los beneficios de estudiar un MBA. Ser titulado en un Máster en Administración de Empresas abre las puertas a muchas oportunidades y en la mayoría de los casos ayuda al cambio, para mejor, en la trayectoria profesional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *